El próximo mes hará cuatro años desde que abrí gestionatuweb.net. Con pocos recursos contraté mi primer hosting compartido con Hostalia (gran error), un servicio con unos precios muy atractivos a costa de sobresaturar servidores con cientos de proyectos junto al tuyo y que se traducían en unos horribles tiempos de carga del servidor (llegando a esperar incluso 15-20 segundos a que la web comenzara a cargar).

De ahí pasé a Raiola Networks, la inversión era del doble respecto a Hostalia y las limitaciones respecto a espacio web, tráfico, dominios alojados… pero las prestaciones eran del triple.

Aún así siempre me quedaba «el gusanillo» de tener mi propio servidor, no dedicado, pues mi infraestructura y tráfico no lo precisan, pero sí al menos un VPS donde poder configurar lo que quisiera y tener acceso por terminal como si fuera mi propio servidor local. Pero los precios me echaban atrás, pues suponía una inversión prácticamente del triple.

Y aquí es donde, por casualidades de la vida, al acceder al panel de hosting de un cliente para solucionar un problemilla conocí a Strato y curioseando en su web fué donde descubrí la oferta de servidor VPS desde 8.99€ al mes.

Prácticamente más económico que lo que estoy pagando por mi hosting compartido. El precio como mínimo te incita a ver lo que ofrece:

  • 2 CPU (cores virtuales)
  • 4 GB RAM
  • 200 GB SSD
  • Tráfico ilimitado
  • 2 IP propias
  • Plesk Onyx
  • Cuentas e-mail ilimitadas
  • Varios sistemas operativos a elegir, entre ellos Ubuntu 18.04 LTS.

Además estaba de oferta, contratando 1 año, los tres primeros meses a 4.49€ (cada mes).

Me tocaba renovar mi hosting compartido el próximo mes, así que no me lo pensé, por lo menos tengo que probarlo.

¿Y dónde está el truco?

Bueno, no todo iba a ser rosa, lo primero que detecté es que no encontraba los servidores DNS para apuntar mis dominios (que aún los tenía registrados con Hostalia). Buscando di con varios foros en los que coincidían que con los VPS de Strato tienes que trasladar tus dominios, que no te facilitan sus servidores DNS para redirigir tus dominios externos.

Bueno, la verdad es que el próximo mes me tocaba renovar también el dominio y en Strato cuesta incluso un poco menos, pues ya aprovecho y lo traslado también.

La única pega es que si quieres usar tu VPS para alojar la web de un cliente, tendrás que hacerte con su dominio, cosa que no me gusta, prefiero que el dominio sea de su propiedad, pero bueno es un mal menor.

¿Hay algún truco más?

No sabría decir si es o no un truco, pero la cuestión es que con el VPS de Strato, «tú te lo guisas, tú te lo comes». Es decir, no molestes al soporte técnico con tonterías del tipo «¿Cómo se hace esto?, ¿dónde encuentro aquello?», ¿cómo se configura lo otro?»… la respuesta automatizada que recibirás será del tipo «No podemos ofrecer asesoramiento sobre el servicio…». Contacta con ellos solo si la cosa es grave.

También es cierto que la mayoría de dudas las puedes resolver con su FAQ y en la documentación del propio Plesk, pues casi toda la gestión (proyectos, bases de datos, cuentas de correo) las configurarás con él.

De hecho otro problema que tuve es que no encontrata cómo instalar el certificado SSL de Let’s Encrypt, y la respuesta la encontré en un blog de otro cliente de Strato donde explicaba que Let’s Encrypt se instala desde las extensiones de Plesk. Así que ya véis, que con un poco de paciencia y ayudándonos entre todos, damos solución a la mayoría de problemas.

Pero hay que tener en cuenta que esto es un VPS «no administrado», y no es para principiantes. No es que yo me considere un experto en servidores, ni mucho menos, pero ya tengo cierto bagaje con los conceptos básicos de lo que es un servidor Apache, MySQL, servidores DNS… y se por dónde buscar si tengo algún problema. Para alguien que empieza de nuevas en esto, que se monta su primer WordPress (como empecé yo hace cuatro años), un hosting compartido es lo ideal, que te lo dan todo masticado y cualquier duda o problema te la resuelven amablemente desde el soporte técnico.

Otra ventaja es que el servicio lo pagas mes a mes, lo que a mí como autónomo me viene mejor que desembolsar de golpe 120€ (más todo lo que pagamos los autónomos al mes).

Así que si te ves en la misma situación que yo, atado de manos con tu hosting compartido y quieres arremangarte para gestionar tu propio VPS, te dejo el enlace a esta oferta, que por cierto no es ningún enlace de afiliado ni tengo ningún convenio con ellos: https://www.strato.es/vps-linux/#funciones

La verdad es que es una delicia conectar vía SSH desde tu terminal y gestionar tu VPS como si fuese tu propio servidor local, ejecutando apt install para instalar cualquier herramienta, navegando por el árbol de directorios o editando con nano cualquier archivo de tus proyectos sin tener que bajarlo por FTP.

Poco a poco espero ir descubriendo más ventajas y posibilidades de tener tu propio VPS. Un saludo y nos vemos en el siguiente post 😉